sábado, 7 de diciembre de 2013

¿Cambiamos la educación?



"La educación está reprimiendo los talentos y habilidades de muchos estudiantes; y está matando su motivación para aprender" Sir Ken Robinson. 







Reflexión sobre el modelo de Ken Robinson y su perspectiva del sistema educativo.



El vídeo nos muestra una entrevista con uno de los principales expertos en creatividad e innovación de nuestros tiempos. En ella se nos presenta la idea conductora de lo obsoleto y anacrónico que es nuestro sistema educativo. Hoy en día damos más importancia a materias como matemáticas, lengua o ciencias y dejamos en segundo plano otras materias más artísticas.
Esta jerarquía, según Ken, se organiza así por razones económicas, es decir, por su relevancia con el mundo laboral. Las consecuencias directas en los estudiantes son la pérdida de atención, motivación, creatividad, participación, etc.

Esta teoría es del todo plausible, pero creo que lo más complicado en nuestros tiempos es llevar a cabo ese cambio en el sistema educativo. No es sencillo hacer cambiar la visión a toda una sociedad que no está preocupada por su educación, sino por cosas más banales. Y sobre todo cuando las leyes las hacen los políticos y no los educadores. Según mi modo de verlo, todavía nos queda un salto generacional más para llegar a proponer dicho cambio y es que no es un problema de instituciones, sino de mentalidad de la sociedad. Todavía no nos hemos dado cuenta que la mejor arma para cambiar el mundo es la educación (N. Mandela).

Otro de los puntos que más me ha gustado es el pequeño corto del niño con TDAH, donde nos deja caer que su problema no es psicológico sino motivacional, y la solución no son fármacos o pastillas sino fomentar la motivación y la creatividad.

Siguiendo esta línea me parece interesante recordar la teoría de sobre inteligencias múltiples de Howard Gardner. Este psicólogo estadounidense postula que la inteligencia no es algo unitario sino que están agrupadas ocho capacidades específicas: Lingüistico-verbal, Lógico-matemática, Espacial, Corporal, Musical, Intrapersonal, Interpersonal y Naturalista. Esto se traduce en que un chico puede ser muy bueno y destacar en solo algunas de estas habilidades, pero en lugar de verlo como un problema, debemos potenciarlo y desarrollar sus capacidades en ese ámbito.
Al hilo de esta idea, hay autores que niegan la existencia de los TDAH, afirmando que la limitación solo se encuentra en los canales o vías de enseñanza y que potenciando el resto de las inteligencias, el alumno puede recuperar su atención e interés por aprender.  Es muy importante trabajar otros tipos de aprendizaje como el sensorial, la interacción social o el autoconocimiento.

En el vídeo, Marc Prensky, nos señala que la principal misión de los profesores es motivar a los alumnos. “Yo no tengo déficit de atención, simplemente no estaba escuchando”. Nuestra meta como educadores (padres y profesores) debe ser guiarles y estimularse en todo aquello que les apasione, debemos ser acompañantes en su proceso de aprendizaje y no meros transmisores de conocimiento.

Termino con una cita que me motiva todos los días:

"El profesor mediocre dice, el buen profesor explica, el profesor superior demuestra, el gran profesor inspira." William Arthur Ward.