martes, 16 de diciembre de 2014

Proyecto educativo Mobile Learning.


¿Qué es y por qué es importante?


Con esta pregunta comenzaba la reflexión propuesta.



Hace menos de dos semanas defendía el Trabajo Final de Máster. Trataba de entrar en este mundillo tan de moda en ambientes educativos y que pretendo presentar en breves pinceladas.
En la actualidad, muchos de nuestros estudiantes tienen gran soltura con el manejo de dispositivos móviles, véase teléfonos, tabletas o reproductores multimedia, y esto puede sernos de gran utilidad en el campo educativo. De hecho, está empezando a cambiar el paradigma. 
La portabilidad hace que estos elementos electrónicos sean muy útiles ya que pueden tener los libros de texto en modo electrónico, pueden consultar y buscar contenido en Internet y, lo más interesante, tenemos toda la información centralizada y accesible para todo el mundo y en cualquier momento. El uso de estos dispositivos supone un gran reclamo para los alumnos y por ello, pueden ser elementos clave para encontrar una motivación extra a la hora de afrontar tareas cotidianas del aula. Para los docentes, el uso de las TIC en el aula puede suponer una gran esfuerzo, pero sin embargo, una vez integradas, el ahorro de tiempo puede ser enorme, a la vez de gratificante.

¿Qué es Mobile Learning?  
Es una metodología de aprendizaje basada en el uso de dispositivos inalámbricos: tablets, smartphones, etc.
Se trata de cambiar los libros en papel por libros electrónicos sin que el cambio sea traumático ni para padres, ni para alumnos, ni para profesores. Se pretende exprimir al máximo las nuevas tecnologías y la versatilidad de los dispositivos moviles para que los procesos se puedan personalizar hasta el nivel particular.

¿Por qué es importante?
Porque podemos personalizar y mejorar los procesos enseñanza-aprendizaje. Se apoya directamente sobre los grandes pilares de la Atención a la Diversidad y Educación Personalizada.
Es un reto ambicioso que dará un valor añadido a la oferta educativa.

¿Que objetivos secundarios se consiguen?
  • Movilidad: Enseñar a los alumnos a ser capaces de trabajar, estudiar y aprender en cualquier lugar y en cualquier momento que necesiten. ¿No será así en su futuro profesional?
  • Trabajo en grupo: Incidir en el trabajo colaborativo y cooperativo. El mundo laboral es cada vez más participativo y hay muchos cambios en los procesos y procedimientos, sobre todo a nivel comunicativo. 
  • Autonomía: El alumno debe ser el protagonista de su aprendizaje para que lleve y dirija sus propios ritmos.
  • Digitalizar: Desarrollar las competencias digitales, a pesar de que, cada vez menos, necesitan nuestra ayuda para este cometido. Son los famosos nativos digitales. La alfabetización digital del siglo XXI debe comenzar en las aulas.
Claves.
Para obtener un proyecto exitoso veo esenciales estos dos puntos:
  1. Implicación del equipo directivo.
  2. Apoyo, motivación e inmersión en las nuevas tecnologías por parte de todo el profesorado.
Nos sobran expresiones del tipo: “Esto me pilla mayor”, “La Tecnología no es lo mío”, “Yo de esas cosas no entiendo”.
La única forma de superar esas barreras digitales, es enfrentarse a ellas.

Reflexión.
Dispositivos móviles, aplicaciones y plataformas son meras herramientas que nos ayudan a conseguir este gran objetivo. Los auténticos protagonistas en la educación siguen siendo los mismos: Alumnos y profesor. Como hoy en día la información es amplia y accesible, la calidad del Mentoring (o acompañamiento) marca la diferencia en la enseñanza.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada